Contrato de Hipoteca

Contrato de Hipoteca
Contrato de Hipoteca

Según lo establecido por el Artículo 2893 del Código Civil Federal (CCF), un Contrato de Hipoteca es el documento que establece la garantía real constituida sobre bienes. Si bien estos no se le entregan se entregan al acreedor, conforman el valor a ser pagado en caso de un incumplimiento de la obligación. En este artículo hablaremos un poco acerca de ello.

¿Qué es una Hipoteca?

Antes de hablar de los contratos, definamos lo que es una Hipoteca. Se puede decir que la función principal de un banco es captar los recursos del público. Para ello, uno de los servicios que suele ayudar a esto son los créditos, los cuales son lo que diferencian a esta actividad de otro tipo de servicios crediticios. A través de la apertura de crédito, es posible cubrir las necesidades de empresas y personas de tener un inmueble.

Las Hipotecas, también conocidas como Créditos Hipotecarios, son contratos en virtud en los cuales el deudor le concede a un acreedor el derecho sobre un bien enajenable sin entregarle la posesión del mismo. El cumplimiento de la obligación debe establecerse previamente, en concordancia de las necesidades del acreedor y del deudor. Una Hipoteca es es un derecho real, el cual que faculta al acreedor a ser pagado con el bien en garantía (o su valor equivalente) en caso de que el deudor no cumpla con sus obligaciones en tiempo y forma.

Existen dos tipos de Hipotecas.

Hipoteca Voluntaria

Se trata de una Hipoteca que se conviene entre partes impuestas o a través de la disposición del dueño de los bienes constituidos. Se trata de una opción que suele utilizarse para cubrir obligaciones a futuro, o cuando se está sujeto a condiciones suspensivas inscritas. Surten efecto contra terceros desde el momento de su inscripción cuando dicha obligación se realiza o se cumple la condición.

Hipoteca Necesaria

En este caso, se trata de una Hipoteca especial y expresa que está obligada a constituir ciertas personas, asegurando así los bienes que administran o garantizando créditos de algunos acreedores. En general, se suele utilizar para garantizar el pago de un crédito otorgado por un banco. Acorde a la ley, este tipo no puede ser general ni tácito, y para generar efectos contra un tercero debe estar registrada ante el Registro Público de la Propiedad.

¿Qué es un Contrato de Hipoteca?

Un Contrato de Hipoteca es el documento legal que estipula los derechos y obligaciones de las partes involucradas. En dicho texto, el importe no puede ser mayor al valor total del inmueble que se esté ofreciendo como garantía. El banco es responsable de vigilar que dichos fondos se se utilicen en el destino para el que fueron otorgados, brindando peritos propios que puedan determinar el costo de la construcción y valor de los bienes u obras.

Para que pueda entrar en efecto, la garantía debe estar inscrita dentro del Registro Público de la Propiedad, acorde a lo establecido por el artículo 2919 del CCF. También es importante aclarar que un Contrato de Hipoteca debe atender a lo establecido por el Código Civil de la entidad correspondiente.

Puedes encontrar un ejemplo de Contrato de Hipoteca en este link.

Características de un Contrato de Hipoteca

Un Contrato de Hipoteca cuenta con una serie de características distintivas.

Unilateralidad

Este tipo de contrato sólo genera obligaciones para el deudor hipotecario.

Gratuidad

Sólo genera provechos para quien sea el acreedor. Esto es consistente en la seguridad desde un punto de vista económico, ya que la obligación del deudor se saldará en su favor o mediante la indemnización del bien hipotecado.

Consensualidad

No requiere que el deudor haga entrega del bien hipotecado, ya que no tiene la obligación de entregarlo hasta que la garantía no se haga efectiva.

Formalidad

La validez del Contrato requiere el cumplimiento de una serie de características específicas que son impuestas por la ley vigente.

Nominalidad

Se encuentra regulado por el CCF.

Onerosidad

Este caso es sólo por excepción, en case de que el acreedor pague una contraprestación al deudor por la celebración del Contrato de Hipoteca y constitución del derecho real. En esos casos, se trata de un contrato bilateral ya que son ambas partes las que intervienen y son beneficiadas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *